Viajando a Madrid: tradición y cultura

Madrid cuenta con una amplia oferta artística que se nutre de los diferentes estilos que han marcado la ciudad a lo largo de los siglos. Desde los restos de la antigua muralla árabe hasta las pequeñas iglesias góticas y las primeras obras renacentistas, Madrid posee un rico patrimonio artístico.

El nombre de Madrid deriva del término árabe Mayrit (“madre de todas las aguas”), que dio su nombre a la fortaleza construida a orillas del Manzanares por los Omaijades de Córdoba Mohammed (823-886). Aunque la ciudad se desarrolló bajo dominio árabe durante doscientos años, hoy en día sólo se conservan algunos vestigios de las murallas y torres de la ciudad, que más tarde se convirtieron en campanarios.

Ya que te encuentras conociendo las calles de Madrid, seguro necesitas alojarte sin tener que gastar mucho dinero y poder usar esos recursos para conocer otros lugares de España, el Hotel Avenida en Leganes te ofrece cómodas habitaciones a cambio de un módico precio, mira las opiniones de la gente y reserva.

Los Habsburgo de Madrid

A partir del siglo XVI y durante su apogeo en el siglo XVII, los Habsburgo vieron el inicio de una monumentalidad que contribuyó a la creación de una de las partes más prestigiosas de la ciudad, el llamado Madrid de los Habsburgo. Además de la Plaza Mayor, hay innumerables lugares de arte y encanto, iglesias y monasterios. Las sencillas fachadas de los palacios de estilo barroco contrastan con sus lujosos interiores.

El siglo XVIII dejó sus trazos clásicos en los espléndidos terrenos del palacio real, los jardines de Sabatini y los jardines del Campo del Moro, todos ellos situados en el centro de la ciudad. La iglesia de San Francisco El Grande, las fuentes del Paseo del Prado, el Puente de Toledo, el Museo del Prado y el arco de la Puerta de Alcalá son otros excelentes ejemplos de esta forma de arte.

Gran Vía y Paseo de La Castellana

El Madrid moderno y vanguardista se extiende a lo largo de los dos ejes principales de la ciudad, Gran Vía y Paseo de La Castellana. La construcción de la Gran Vía comenzó a principios del siglo XX; hoy en día, la calle es tanto el centro comercial de la ciudad como el centro de actividades de ocio y hoteles.

El Paseo de La Castellana, el eje norte-sur de la ciudad, alberga algunos de los hoteles más elegantes de Madrid, junto a las empresas que han elegido edificios modernos y vanguardistas para sus locales comerciales. El patrimonio arquitectónico de Madrid es sin duda de gran importancia. La extraordinaria riqueza artística de la ciudad, que se encuentra en el Pinakotheken, no puede ser ignorada.